950 140 812

Ofrecemos el mejor servicio de desguace de coches en Almería

Coches para despecie

En Autodesguace Díaz ofrecemos a nuestros clientes servicio de desguace de coches de excelente calidad y de acuerdo con sus requerimientos. Estamos en Almería, visítenos con gusto lo  atenderemos.

image-placeholder.png
image-placeholder.png
A continuación resolvemos algunas inquietudes de los clientes:

¿Dónde dar de baja un coche?

En España encontramos talleres y centros autorizados de tratamiento para vehículos (CAT), los cuales, con el permiso de la Dirección General de Tráfico (DGT), se encargan de recibir aquellos vehículos que ya no es posible mantener. Estos centros están especialmente creados para aquellos vehículos de más de 3.500 kg, si su coche es un turismo pequeño o un vehículo comercial, no tendrás que llevarlo de forma obligatoria a estos sitios y solo se tramita la baja en la DGT.

¿Cuánto cuesta dar de baja un vehículo?

Dar de baja un vehículo no tiene un precio. El valor depende del tipo de baja que se tramite. La baja definitiva que ocasiona llevar el coche a un desguace no tiene ninguna tasa, mientras que la baja definitiva por traslado a otro país, unicamente es gratuita, si el vehículo tiene más de 15 años desde su primera matriculación en España. De lo contrario, deberá pagar una tasa de 8,40 €. En los casos de baja temporal, el precio para tramitar la tasa es el mismo si, por ejemplo, quieres vender el coche a un particular. Si te han despojado el vehículo, la baja temporal del mismo es gratuita, siempre y cuando entregue la denuncia.

¿Cuándo se da de baja un vehículo?

Generalmente, el momento de dar de baja un coche se da porque el mismo ya no sirve más, la edad, los accidentes o el alto precio de las reparaciones, obligan a muchos usuarios a entregar sus vehículos.

También es posible, realizar una baja temporal en caso de que el vehículo haya sido quitado o no vaya a ser utilizado durante un buen tiempo. La baja definitiva del vehículo se realiza en casos en los que ya es irreversible.

En ocasiones se dan situaciones excepcionales que pueden dañar el procedimiento, por ejemplo, si intenta dar de baja un vehículo sin documentación, si tienes un coche financiado o si estás a cargo de un coche de un fallecido. En estos casos deberás tener en cuenta una serie de características:
  • En casos de hurto o pérdida de la documentación del vehículo, es necesario tener la ficha técnica del vehículo para poder darlo de baja.
  • Si el dueño del coche es una persona fallecida, tendrá que realizar el modificación de titularidad en las oficinas de Tráfico. Teniendo en cuenta el la Declaración de Herederos o el Testamento del fallecido.
  • Si su vehículo está financiado, será un poco más complicado. Por regla general, no se puede dar de baja en esta situación. Para conocer la condición que tiene su coche, puede consultar en el Registro de Bienes Muebles de la provincia donde se matriculó el vehículo. También puedes acudir directamente a Tráfico, dónde le darán información sobre el estado del coche.
  • Si decide otorgar su coche a algún familiar o amigo, no es necesario que trámite la baja del vehículo. Solo necesita cambiar la titularidad y cancelar el impuesto correspondiente.
  • Si desea vender su coche a un particular, también se debe realizar el cambio de titularidad del vehículo. Además, serás responsable ante los posibles vicios ocultos que pudiera tener el vehículo durante los 6 meses posteriores a la venta.

¿Cómo se da de baja un coche?

Baja definitiva del vehículos: se tramita en los desguaces autorizados (CAT), que están preparados para desarmar el coche y descontaminar sus componentes, por lo que se debe llevar el vehículo hasta allí o en una grúa. Se debe entregar el permiso de circulación, una fotocopia de su DNI o del permiso de residencia y la tarjeta de la ITV, además, firmar la petición de baja que entregan in situ. En unos días recibirás el certificado de destrucción del vehículo y el justificante de la baja definitiva de la DGT.

Requerimientos:
  • Solicitud de baja.
  • Identificación: DNI, permiso de residencia, NIE, NIF, etc.
  • Permiso de circulación.
  • Tarjeta de la ITV.
Obtendrá:
  • Certificado de destrucción del vehículo.
  • Justificante de la baja definitiva de la DGT.
Traslado del vehículo a otro país:
Se trámita en la DGT por medio de una gestoría. Para realizar un traslado necesita entregar la misma documentación anterior, ya que corresponde a una baja definitiva, incluido el formulario de baja, que puede pedir directamente a Tráfico. Lo único que cambia es que no se debe llevar al desguace, ya que el coche no se va a despiezar. Antes de solicitar la baja, también deberá anular cualquier limitación de disposición que estuviera inscrita en el Registro de Bienes Muebles, tales como precintos, reservas de dominio o embargos, y firmar una declaración responsable en la que indique que no es un residuo que se va a trasladar a un país que no corresponde a la Unión Europea.

Baja temporal del vehículo:
Se tramita en la DGT cuando se desea vender el vehículo, cuando ha sido sustraído, o si por ejemplo, es un coche de leasing, llega al final de su contrato y no quiere tenerlo más. La documentación requerida contiene la solicitud de baja, el permiso de conducir y la tarjeta de la ITV, además de una copia del DNI o del permiso de residencia. Si han hurtado el vehículo se debe aportar la denuncia de la policía.
Recuerde que las gestiones en cualquier Jefatura Provincial de Tráfico requieren de cita previa, la puede pedir a través de Internet o por vía telefónica, ya que no es posible dar de baja un coche por Internet a través de la sede electrónica de la DGT: la única manera de hacerlo es a través de terceros, y solamente en casos en los que el vehículo vaya a darse de baja definitiva en un desguace. Si quiere por esta vía, asegurese de recibir los certificados y justificantes pertinentes al despiece del vehículo.

¿Para qué sirve dar de baja un vehículo?

Dar de baja a un coche puede aportar más beneficios que pérdidas, sobre todo en lo que a economizar dinero se refiere. Al gestionar la baja, no tendrá que volver a pagar a tu ayuntamiento el impuesto de circulación por ese vehículo, y el seguro tampoco podrá exigir el pago de la prima de la póliza.

Muchos usuarios se preguntan si es indispensable haber aportado el impuesto de circulación en el momento de realizar la baja del vehículo. Dado que este impuesto depende directa y exclusivamente del consistorio de turno, no habrá inconvenientes a la hora de realizar la baja con el impuesto sin pagar. Sin embargo, hay que tener en cuenta que aunque se deshaga del vehículo, se seguirá reclamando esta retribución. Una vez realiza la baja en el CAT, podrá presentarse a la ventanilla de su ayuntamiento y completar un formulario para dar de baja también al impuesto de circulación.

Deberá presentar el certificado de destrucción del vehículo (en caso de que haya sido llevado al desguace o CAT) y la petición de baja, definitiva o temporal, expedida por la DGT.


Desguazamos automóviles y maquinaria industrial